Persona sola en un banco            El duelo es una respuesta que tiene el ser humano ante una pérdida importante en su vida. Es una respuesta natural a la pérdida y de alguna manera cuanto más cercana es la pérdida, más complicada será su elaboración y de algún modo se necesitará la intervención de un profesional.

 

La distinción entre un duelo patológico y un duelo normal no es una cuestión sencilla, ya que durante el duelo “normal” pueden aparecer complicaciones y desatarse en un duelo complicado o patológico. Es más sencillo de detectar un duelo complicado cuando éste aparece de manera más nítida; por ejemplo en una depresión endógena o un brote psicótico.

Pero cuando aparece de forma larvada, sin ningún síntoma psiquiátrico es más impreciso y difícil de diagnosticarlo.

 

En los siguientes criterios de diagnóstico del duelo complicado (Lacasta y Soler), se pueden ver más claramente los criterios que pueden existir para detectarlo.

 

Criterio A: estrés por la separación afectiva que implica la muerte

Presentar, cada día o de forma acusada, 3 de los 4 síntomas siguientes:

  1. Pensamientos intrusivos (que entran en la mente sin control) acerca del fallecido.
  2. Añoranza del fallecido (recuerdo de su ausencia con enorme y profunda tristeza)
  3. Conductas de búsqueda del fallecido, aún sabiendo que está muerto.
  4. Sentimientos de soledad como consecuencia del fallecimiento.
  5. Sentimiento de soledad como consecuencia del fallecimiento.

Criterio B: estrés por el trauma psíquico que supone la muerte

Presentar, cada día o de forma acusada, y como consecuencia del fallecimiento, 4 de los 8 síntomas.

  1. Falta de metas y/o tener sensación de que todo es inútil respecto al futuro.
  2. Sensación subjetiva de frialdad, indiferencia y/o ausencia de respuesta emocional.
  3. Dificultad para aceptar la realidad de la muerte.
  4. Sentir que la vida está vacía y/o no tiene sentido.
  5. Sentir que ha muerto una parte de uno mismo.
  6. Asumir síntomas y/o conductas perjudiciales del fallecido, o racionadas con él .
  7. Excesiva irritabilidad, amargura y/o enfado en relación con el fallecimiento.
  8. Tener alterada de manera de ver o interpretar el mundo.

Criterio C: Cronología

La duración de los síntomas mencionados deber ser al menos de 6 meses.

Criterio D: Deterioro

El trastorno causa un importante deterioro de la vida social, laboral o de otras actividades significativas de la vida de la persona en duelo.

 

Diego de la Fuente

Psicólogo