La persona que padece este trastorno emocional su principal obsesión es pesar lo mínimo. Tiene aborrecimiento por la comida, es posible que tome laxantes o diuréticos.

 

El IMC y el peso corporal real están muy por debajo de lo que sería un peso ideal y saludable para su edad y su altura.

 

Síntomas cognitivos.

 

  • Piensa que estar delgado es bueno y tiene la idea recurrente que tiene sobre peso.
  • Tiene obsesión por la comida y las consecuencias de comer
  • Su propia valoración es a través del peso y la figura.
  • Este tipo de personas se vuelven de mal humor y no se pueden concentrar; debido al hambre que pasan.
  • Le da miedo subir de peso y se obsesiona con su cuerpo.

 

Síntomas conductuales.

 

  • El ejercicio físico lo ejecuta de forma obsesiva.
  • Hay un retraimiento social.
  • Dice mentiras respecto a lo que come.
  • Cuanta las calorías de las comidas y se quita los alimentos que puedan hacerle engordar.

 

Síntomas físicos.

 

  • Pierde peso con las dietas que lleva.
  • Problemas de mal aliento y dientes, debido a los continuos vómitos.
  • El pelo de la cabeza se le cae, mientras que en el cuerpo le sale una pelusilla
  • Tiene estreñimiento y está hinchado, le duele barriga.
  • Menstruación ausente o irregular.
  • Le cuesta mucho dormir, aunque se encuentra cansado

Diego de la Fuente

Psicólogo