Las personas que sufren este trastorno tienen miedo o un aumento de nervios ante cualquier situación que implique estar con muchas personas.

 

Esta situación puede deberse a tener miedo simplemente a estar con otras personas o algunas circunstancias; como puede ser hablar en público…

 

Estas personas suelen ser muy tímidas y se preocupan mucho de que les califiquen de forma negativa

 

Les viene a la mente situaciones pasadas de alguna incidencia social y no se les va de la mente.

 

La persona en situaciones con mucha gente se dedica a recoger información que aprueben sus miedos, lo que conlleva a tener ansiedad.

 

Este tipo de trastorno lleva a que esa persona se aísle y a tendencia a la depresión.

 

Este tipo de trastorno puede afectar de forma negativa en el rendimiento escolar o laboral.

Diego de la Fuente