Es un trastorno de ansiedad que comienza a partir de haber presenciado o sufrido un acontecimiento traumático y psicológicamente turbulento.

Como puede presenciar o sentir la muerte de alguien o sentirse amenazado, visto desde la realidad, uno mismo u otras personas la integridad física.

 

Podemos poner por ejemplos, catástrofes, guerras, crímenes, atentados…

 

A la vista de estos eventos, la persona responde con horror, miedo, desesperanza y miedo.

 

Los síntomas son muy variados, dividiéndose en tres clases :

 

Evitación: o escapar de la situaciones o lugares que asociados a la experiencia que está coligado a la experiencia traumática. También se puede decir que existe que puede existir un embotamiento.

Reexperimentación de los acontecimientos traumáticos, la persona que lo padece vive de varias formas (pesadillas, recuerdos, imágenes). Según los expertos esta puede ser la forma que más manifieste en los síntomas.

Aumento del estado de alerta: En este síntoma incluye dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo, irritabilidad, dificultades para concentrarse, hipervigilancia…

 

Diego de la Fuente

 

Psicólogo