Este tipo de trastorno lo padecen tipos de personas que se causan a sí mismos problemas de salud y a veces, hasta mortales.

 

Por el momento las causas son desconocidas, pero al parecer es como si hicieran una llamada de atención a las personas que podrían equivales a los cuidadores de la infancia, es decir, médicos, psicólogos, enfermeras.

 

Tiene las siguientes características;

 

  • El propósito de asumir el papel de enfermos.
  • No hay ningún tipo de ganancia al comportarse así, es decir, no ganan nada económico o por evitar cualquier tipo de obligación o responsabilidades legales, de ahí la diferencia con la simulación; en el que hay un beneficio externo para que esa persona haga una simulación de una enfermedad.
  • También hay que tener en cuenta la presencia de síntomas tanto psicológicos como físicos, que son reproducidos intencionadamente o fingidos.

 

Este trastorno se puede dividir según la dominancia de los síntomas en:

 

  • Mayoría de los síntomas físicos; en este tipo podemos encontrarnos con hematomas, fracturas, heridas, mareos, náuseas, trastornos sanguíneos después de haber tomado anticoagulantes…
  • Mayoría de los síntomas psicológicos; en este tipo de reacción nos podemos encontrar con un gran abanico de factores de trastornos mentales que suelen representar como puede ser la depresión, alucinaciones, ansiedad, conducta extravagante.
  • Combinación de ambos

 

Todo este tipo de reacciones que les suceden están propiciados por ellos mismos a conciencia, consiguiéndolo de varias maneras; tomando medicamentos, intoxicándose con cualquier tipo de sustancia, falsificando los datos médicos para engañar que están enfermos o inventándose la enfermedad.

Suelen ser muy teatrales fingiendo las enfermedades y se vuelven irritables cuando no se les diagnostica lo que ellos creen que tienen.

Diego de la Fuente

Psicólogo